Buscar

Cómo regar las plantas en verano: Evitá los errores más comunes

La combinación de calor y falta de agua pone a las plantas en una situación particularmente difícil. Por un lado, necesitan contener su gasto de agua para mantenerse hidratadas, pero a la vez, tienen liberar parte de ella por evaporación a través de sus hojas para regular su temperatura.



  1. Regá en el momento adecuado del día. Los expertos en jardinería recomiendan regar a la caída de la tarde, cuando el sol no pega tan fuerte y el agua ya no se evapora tan rápidamente. De esta forma, las plantas tienen tiempo de ir absorbiendo el agua durante toda la tarde y la noche. No se debe regar en las horas centrales del día porque las gotas de agua harán de ‘efecto lupa’ y se pueden producir daños irrecuperables en la planta.

  2. No regar demasiado cotidianamente. En épocas de calor es bueno regar las plantas cada dos días con un riego intensivo y profundo, mientras que diariamente debes mantener una hidratación superficial. Si el suelo está demasiado seco y duro, es mejor darle un riego para reblandecerlo. Hay que tener en cuenta que la manguera sólo riega las plantas superficialmente, por eso te recomendamos recurrir a la tradicional regadera que proporciona un chorro de agua denso y suave a la vez.

  3. Regar con poca frecuencia. Especialmente, las flores en maceta que tengas en la terraza debes regarlas a diario porque, al contrario que en los macizos del jardín, no tienen raíces demasiado profundas. En situaciones de calor extremo y sequía es recomendable regar las plantas hasta dos veces diarias. Consejo: Si vas a pasar unos días fuera de casa, usa botellas de plástico para regar. Regar las plantas con una botella boca abajo llena de agua hundida en la tierra, cerca de la zona de la raíz. El agua va empapando la tierra lentamente hidratando la zona. Las plantas de la terraza no pasarán sed.




#vacaciones

18 vistas